EL Camino De Salvación

El camino de salvación es una manualidad Cristiana para evangelizar a los niños. Con esta manualidad podrás explicar claramente el plan de salvación.

Enseñanza
La Biblia dice en Romanos 3:10-12 “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno”. Esto quiere decir que todos nosotros necesitamos de una Salvador, porque aunque nos portemos bien, no robemos, no matemos y tratemos siempre de estar bien esto no es suficiente y necesitamos a Jesús como Salvador.

El color negro quiere decir que estamos separados de Dios, hay un abismo entre nosotros, y es a través de su hijo Jesucristo que podemos volver a tener esa comunión, esa relación. Romanos 3:23 “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”.

El color rojo quiere decir que con la muerte de Jesús en la cruz y su sangre derramada nosotros podemos ser limpios de nuestros pecados. Solo con su sangre ocurre esto. 1 Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”.

El blanco significa la pureza, limpieza y es después que hemos creído en su muerte y resurrección que somos limpios. 1 juan 1:7 “mas si andamos en la luz, como El está en la luz, tenemos comunión los unos con los otros, y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado”.

El verde quiere decir que después de haber creído en Dios y haber sido limpios debemos de seguir una vida en santidad, o sea apartados para El, haciendo el bien y congregándonos en la iglesia. Levítico 26:12 ““Andaré entre vosotros y seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo”.

El amarillo es una promesa de que habrá calles de oro en los cielos y que seremos premiados por haber guardado su palabra y haber creído en El. Apocalipsis 21:21 “Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era de una sola perla; y la calle de la ciudad era de oro puro, como cristal transparente”.

El azul nos recuerda la promesa de que Jesús fue a preparar moradas para nosotros en los cielos Juan 14:2 “En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para vosotros” y que al final nos dirá: “Bien, siervo bueno y fiel; en lo poco fuiste fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. (Mateo 25: 23)

Que Dios te bendiga grandemente.

Anuncios

Deja un comentario